Mi decreto final

Por Miranda Campos Hay que escucharse con mayor frecuencia. Mi cuerpo me dio varias señales, todas las ignoré pensando que no era grave. No lo imaginé, tenía 21 años. Aunque…Continue Reading →

El último bus.

Tocar su pene erecto fue desagradable, el asco contrastaba con mi sonrisa de placer, de niña traviesa que promete un goce inusual. Tuve que tragarme el vómito varias veces y…Continue Reading →

Chale con los pechos

-Lore te veooooo y me prendooooo -Wuuut? Jajajaja -Es que las tienes enorrrmessss -Seee, lo sé -(  .  )(  .  ) -Thefuck? -jajajajajajajajaja qué opinas al respecto -Que eso que…Continue Reading →