This is the place
Sit down, you’re safe now
You’ve been stuck in a lift
We’ve been trying to reach you, Thom
This is the place

Llegué a mis 26 más feliz y entera que nunca, literal.

En estos momentos estaría en la Ciudad de México con mi mejor amiga disfrutando mi cumpleaños número veintiséis pero dicho viaje que planeamos durante meses tuvo que ser, muy a mi pesar, cancelado.

A mediados de noviembre fui a consultar por una simple infección y terminé viviendo una pesadilla: por diversos síntomas, todo parecía indicar que mi único riñón estaba fallando. Quienes me conocen saben que a los 13 me quitaron dicho órgano (el de lado derecho) por cuestiones que ni el mismísimo Dr House podría resolver y desde aquél entonces he cargado con esa cruz. Yo no nací normal y siempre le digo a mi mamá en broma que seguro “no me hicieron con amor” ya que desde pequeña mi historial médico ha sido un verdadero calvario para mi familia y desde luego para mi.

En este nuevo episodio de “No sabemos qué tiene Jess” tuve mucho miedo y me refugié en mi mamá, en mi mejor amiga y en mis jefes. Solo ellos lo sabían porque tengo ese vicio de ocultar mis tragedias a las personas que quiero. Para no hacer larga la historia, después de una serie de estudios, muchos días sin dormir y estricto monitoreo, resultó que mi riñón está en perfectas condiciones. Fue falsa alarma y estoy bien.

Estoy agradecida por seguir en este mundo.

Y de aquí nadie me mueve.

Me alegra saber que tengo como principal soporte a mi familia, un squad de amigas que Taylor Swift envidiaría, a mis jefes como mejores amigos, a Carol como la mujer ideal, mejor amiga y cómplice para haber creado un proyecto tan bonito como lo es Somos Violetas. No me cabe la menor duda de que estoy en donde debo estar y tengo todo lo que quiero, (por el momento). Porque además de anormal, nací exigente conmigo misma y aún me quedan muchísimas cosas por cumplir(me).

Nina Simone dijo en una ocasión que para ella la libertad es no tener miedo. Y hoy me siento más libre que nunca. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.