El último bus.

Tocar su pene erecto fue desagradable, el asco contrastaba con mi sonrisa de placer, de niña traviesa que promete un…

0